Semana 29: Día 202: ¿Correr o escribir?

A veces, al hacer grandes esfuerzos, solemos compararlo con la actividad de correr. Cuando vamos de acá para allá, decimos que tuvimos “una maratón”, hablamos de “llegar a la meta” si queremos referirnos a cumplir un objetivo, y todas esas facetas en la vida de un atleta las terminamos llevando a cualquier otro plano de la vida.

Me di cuenta de algo que es una obviedad, pero hoy en día tengo muy ligado el tema de correr con escribir. De hecho, redactar la crónica de una carrera es algo que disfruto mucho. Son esos posts a los que les dedico tiempo, y me es imposible resumirlos. No siempre fue así, pero bueno, empecé a entrenar mucho antes de tener un blog.

Nunca fui muy aficionado a esta clase de sitios web. Por eso no estaba seguro de cuánto iba a durar escribiendo. Pero bueno, este simboliza el post 599 que escribo desde hace un montón de semanas. Y esa actividad que hacía, correr de vez en cuando, pasó a ser central, y me dediqué a redactar mis peripecias. Y ocurrió esta cosa extraña de que ya no puedo separar el running de la redacción.

Ambos son procesos un tanto tortuosos. Cuesta empezar, y nunca estoy del todo conforme con mi desempeño. Pero cuando termino siento una combinación de alivio con orgullo. “Otro objetivo cumplido”, pienso, y con toda tranquilidad me puedo dedicar a otra cosa. Nunca decidí cuándo iba a dejar de correr, y cuando pude decidir no escribir más, no pude dejar de hacerlo. Si tuviese que elegir, probablemente ganase correr. Lo curioso es que le dedico muchas más horas a escribir. Puedo entrenar tres o cuatro veces por semana, pero el blog es una cita todos los días. Y no, nadie me obliga a hacerlo.

Otra cosa que me llama la atención es que actualizar Semana 52 y correr son las dos caras de una misma moneda. Están muy relacionadas, pero son completamente opuestas. Sentarme en la compu y darle a las teclas me resulta una actividad muy pasiva. Es netamente mental. Entrenar, en cambio, es muy activo, me permite alejarme del trabajo y de la máquina, y dedicarme puntualmente a mi cuerpo. Reconozco que el running tiene un alto componente mental, pero es principalmente ponerse en movimiento. Y aunque a veces me he quedado dormido mientras escribía, nunca me pasó al correr.

¿Más similitudes? Para ambas necesito tranquilidad, estar despejado, y siempre tienen un trabajo previo que no se ve en el blog. Podríamos decir que el desempeño de una cada carrera/entrenamiento (y la velocidad con la que puedo llegar a escribir) tienen que ver con toda la experiencia previa, con la motivación, y todos esos preparativos que en una carrera / en una actualización no se distinguen, de alguna manera forman parte de un ritual privado. Cada imagen que busco en Google, o la preparación de la ropa, un día antes de la competencia.

Mejor que escribir es haber escrito, dice Alejandro Dolina. Mejor que correr es haber corrido, digo yo. Afortunadamente, gracias a este blog, he aprendido lo mucho que te apoya la gente antes, durante y después.

Publicado el 19 abril, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Hola. Ya sea en la mañana o en la noche siempre entro al blog para ver si se actualizo. Y aunque al igual que muchos no siempre posteo, pero eso si, siempre te leo.
    Por cierto, ya lo actualizas otra vez de noche???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: