Semana 28: Día 189: Correr vs. Estudiar

En una semana exactamente vamos a estar en San Martín de los Andes. Yo voy a estar nervioso porque a las 2 de la mañana comienza la carrera más complicada de mi vida. De hecho ya siento nervios, y no veo la hora de sacarme esto de encima. Esa sensación no la tenía desde que estudiaba y tenía que rendir un examen.

Y la verdad es que hay muchas similitudes. Cuando uno se prepara y se esfuerza, lo que más quiere es sacarse la prueba de encima. ¡Que empiece de una vez! ¿Cómo? ¿Que se pospone? ¡No! ¡Si ya me preparé para esto, no lo dilatemos más!

Creo que mientras uno más estudia, más fácil se hace seguir haciéndolo. Con entrenar pasa exactamente lo mismo. La diferencia es que hace tiempo dejé el estudio de lado y me concentré en la parte física. Quizá estoy enfrentando estas carreras con más fe que la que me tenía en los exámenes. Fue recién cuando cursé Diseño Gráfico, luego de un largo parate de años de desorientación vocacional, que me devoré los libros, fotocopias, apuntes. Todo lo que caía en mis manos lo leía con un entusiasmo voraz. Y quería más, necesitaba subir la apuesta, y me esforzaba por mejorar. No sabía a quién quería satisfacer, pero era un esfuerzo constante, y fallar en una prueba era algo que me angustiaba mucho. Me suena a lo que me pasa ahora con el running.

La gran diferencia podría ser que por más que nos estrese un examen, físicamente nos recuperamos enseguida. Pero claro, al igual que correr, necesitamos un descanso. No podríamos tener una prueba cada día, porque nos quemamos.

Si bien no llegué a soñar que llegaba al día de la Patagonia Run y no había entrenado (ni tampoco estaba desnudo frente a todos), la ansiedad se hace sentir. Es como que toda la previa es un estado constante de nerviosismo, cuando esté pasando la prueba voy a sufrir, y cuando termine voy a sentir un alivio inmenso. El resultado va a ser algo secundario, lo que va a importar es haberme esforzado hasta el final, haberlo dado todo. “No hay más que esto” es lo que suelo decir cuando termino una prueba. Creo que eso era lo que también me daba tranquilidad luego de un examen. Hice todo lo que podía. Me preparé, y di lo mejor de mí.

Seguimos tachando días en el calendario…

Publicado el 6 abril, 2012 en Carrera, Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: