Semana 26: Día 179: La carrera de Miguel

Estar enfermo, y hacerlo justo en el Día Nacional de la Memoria, me dejó un poco afuera de lo que pasaba en el mundo exterior. Mientras me recuperaba de la fiebre y una gripe noqueadora, se corría en Núñez la Carrera de Miguel, 8 km competitivos y 3 participativos. Si bien el sábado se conmemoraba el golpe de estado que dio inicio a la dictadura militar más sanguinaria de nuestro país, el domingo llegó el turno de recordar al fondista desaparecido en 1978, como parte del plan estatal para privar de la libertad (y la vida) a las voces opositoras.

Miguel Sánchez era un poeta y atleta tucumano, que se instaló de chico en Berazategui con su familia. A comienzos de la década del 60 inció su carrera de futbolista en las divisiones inferiores de Gimnasia y Esgrima de La Plata, mientras trabajaba el Banco de la Provincia. En 1974 decidió abandonar el fútbol y dedicarse al atletismo. Por esto se federó en el Club Atlético Independiente y participó, entre otras competencias, de la Corrida de San Silvestre, en tres oportunidades. Pero también militaba en la Juventud Peronista, lo que significó convertirse en un blanco de la última dictadura. El 8 de enero de 1978, a los 25 años, fue abducido y presuntamente encerrado en en el centro de detención clandestino “El Vesubio”.

Un artículo sobre la vida de Miguel, publicado por Clarín en enero de 1998, inspiró al periodista italiano Valerio Piccioni, de La Gazzetta dello Sport, para realizar su propia investigación. El resultado se convirtió en el libro “La corsa di Miguel” (La carrera de Miguel). Pero el personaje de este atleta llevó a Piccioni a ir más allá, y comenzó a gestar la idea de una competencia que llevara el mismo nombre que su libro. El 9 de enero del año 2000, más de 350 participantes corrieron por las calles de Roma.Vestían una remera con la imagen de Miguel Sánchez en el frente, y su poema “Para vos atleta” en la espalda (escrita por él en diciembre de 1977).

El 11 de marzo de 2001, en Buenos Aires, se corría la versión local de “La Carrera de Miguel”, con una opción competitiva y otra participativa. En 2005 se replicó en Tucumán y Berazategui, y al año siguiente en San Carlos de Bariloche. A partir de este año, en la Capital Federal, la calle Crisólogo Larralde se rebautizó como Miguel B. Sánchez, desde Av. Del Libertador hasta Lugones.

La Carrera de Miguel que se celebró en la Ciudad de Buenos Aires este domingo, con más de 3 mil corredores, contó con la colaboración en la organización de la Subsecretaría de Derechos Humanos y la Subsecretaría de Deportes. Eso no evitó que diversas organizaciones lanzaran cánticos en contra del actual gobierno, y muchas críticas se centraron en la poca difusión que se le dio al evento. Si bien me parece imposible separar cuestiones políticas con un hecho tan arraigado a nuestra historia nacional, reconozco que me suelo enterar de esta competencia después de que se realizó, y nunca antes. Siendo que soy de la “generación golpe” (nací en el ’77), me hubiese interesado participar. Pero claro, estaba en cama con gripe. Quizá el próximo año esté más atento…

  

Publicado el 27 marzo, 2012 en Carrera, Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: