Semana 24: Día 166: 10 cosas que aprendí blogueando

1. Hay una hora menos en el día, dedicada a pensar qué escribir, sentarse a hacerlo y buscar una imagen adecuada que acompañe. A veces hay que sumarle otra hora para corregir, twittear y responder mensajes. No es poca cosa, recién al año y medio estoy cayendo en que mi día tiene 23 horas disponibles.

2. Llevar un registro es importante. Mi memoria se va deteriorando con los años, y cómo estará porque nunca fue gran cosa. Gracias a bloguear diariamente tengo un registro de tiempos en carreras, fechas en que me lesioné, y todo tipo de impresiones (positivas y negativas). Hasta tengo un review del reestreno remasterizado y en digital de Volver al Futuro.

3. Hay gente que te lee. Siempre me intrigó si a alguien le podía llegar a interesar las cosas que escribo. Empecé hace unos años con un fotolog, más o menos en la misma época en que tener un fotolog era absolutamente demodé. Por suerte el blog sigue vivo, y aunque me plegué al twitter para tener una experiencia más inmediata, ya me reconocieron tres veces por la calle. Mucha gente demuestra interés por ciertos temas, y hasta se animan a comentar. He participado de breves pero enriquecedores debates en este mismo blog.

4. Los lectores quieren resultados. Los posts más leídos, generalmente, son las reseñas de carreras, o puntualmente mi descripción de cómo fue mi maratón en Grecia, que de alguna forma le ponía un moño a la experiencia de Semana 52 (año 1). Es lógico, al igual que es mejor terminar una competencia que estar corriendo, o haber escrito que escribir. El proceso tiene sus matices, pero lo que todos queremos saber es el final. Imagino que muchos se van a acercar para cuando corra la Espartatlón en septiembre.

5. La práctica hace al maestro. Pero no me considero un maestro. Digamos, no se me ocurría otra frase para decir que empecé escribiendo y me tomaba más tiempo que ahora. Es cierto que a veces ni releo los textos, los cuales podría pulir y corregir cuando se me patinan los dedos, pero un año y medio de blog pule el estilo de escritura a cualquiera.

6. El conocimiento es finito. Hacía falta un item que me dejara mejor parado en cuanto a humildad. Creo que uno puede aprender indefinidamente acerca de un tema. Y además de que estoy aprendiendo sobre mí mismo y mis limitaciones, de vez en cuando me encuentro investigando sobre ciertos temas de los cuales quiero escribir. Como cuestiones biológicas, o biografías de corredores. No sé sobre todo, y lo que sé es porque me lo contó alguien con más conocimiento, o porque fui a las fuentes a averiguar (y no siempre me conformo con Wikipedia).

7. El volumen te hace crecer. Por un lado, correr y aumentar la exigencia del entrenamiento, dentro de parámetros seguros, te da más potencia y resistencia. Por el otro, tener un blog con contenido propio, que se actualice diariamente, posiciona mejor al sitio ante los buscadores. Ya me pasa que cuando busco imágenes para los posts, termino encontrando fotos que alguna vez colgué en este mismo blog. La mayoría de las veces las recuerdo. Pero alguna vez casi copio una imagen que ya tenía. Como sea, parte de que gente nueva descubra a Semana 52 es que se actualiza constantemente.

8. La unión hace la fuerza. No es fácil encontrar siempre temas sobre los que hablar, porque no siempre le pasan cosas relevantes a uno, o el día no ayuda y la lamparita no se enciende. Por suerte muchos amigos tiran ideas, a veces concientemente, otras sin querer. Vicky es responsable del 80% de los mejores posts que he escrito (y si leen algo que les resulta gracioso, seguramente sea un comentario que ella me hizo en privado). Ya sean consejos de Germán, mi entrenador, de Romina, mi nutricionista, o de alguno de mis compañeros de Puma Runners, si no hablase con los demás o no parase la oreja a la hora de recibir conocimiento, este blog sería muy pobre. Incluso muchos lectores, sin saberlo, forman parte de este proyecto y le dan sostén.

9. Las estadísticas solo sirven para desalentarte. Antes estaba obsesionado con la cantidad de personas que podían llegar a leer este blog. Cuando encontré la sección de datos de tráfico y visitantes únicos, la leía al menos una vez por día. Cuando salí en la radio hace poco más de un año y pusieron un link en su web, el blog estalló y pasó de 80 visitas diarias a más de 1200. Por supuesto, ese número no se iba a sostener (de hecho, nunca volvió a una cifra así). Los días siguientes me dediqué a lamentarme de que ese número se tirara desde lo más alto de un precipicio. Me costó dejar de prestarle atención, calculo que fue un discreto ejercicio de humildad para mí. Si escribo para llevar un registro y compartirlo con quien quiera leerlo, que sean 50, 200 o 1000 personas, poco debería importarme (pero un poco me importa).

10. Odiás bloguear, pero no podés dejar de hacerlo. Te quita horas de sueño, tiempo para compartir con tu pareja o para trabajar. A veces se siente una carga, y tenés días en que realmente no tiene sentido. Pero forma parte de tu rutina, y no te imaginás tu vida sin eso. En la mitad de Semana 52 (año 1), decidí extenderlo en una suerte de segunda temporada. Porque en el fondo me gusta. Y ahora que estoy en esta etapa espartatloniana, pienso que no veo la hora de relajarme y no tener la obligación de escribir todos los días. Pero tampoco me imagino no haciéndolo. Podría zafar con posts cortitos, o copiando y pegando gacetillas. Sin embargo aquí estoy, poniéndole empeño a algo que nadie me obliga a hacer. Como decía más arriba, un poco tiene que ver con la diferencia entre bloguear y haber blogueado.

Creo que podría poner otras 10 cosas que aprendí, pero me gustaba cómo sonaba ese título, así que aquí le pongo punto final a esta lista.

Gracias por leer.

Publicado el 14 marzo, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: