Semana 17: Día 117: Los límites del humor

De vez en cuando me salgo del tema del deporte. No porque no tenga nada para contar, probablemente todo lo contrario. Supongo que este blog habla también de mi vida, y este es un tema que últimamente ocupa mucho lugar en mi cabeza.

El jueves 19 de enero, como todos los jueves, el diario Página/12 publicó una historieta de Gustavo Sala en su suplemento “NO”. Orientado a la música, la tira (llamada “Bife Angosto”) eligió burlarse de David Guetta y su insensibilidad cuando se derrumbó el VIP y él tocó como si no hubiese pasado nada. Como la marca registrada de Sala es llevar todo al extremo, burlarse de los estereotipos y traspasar todos los límites, colocó al DJ como musicalizador de un campo de concentración nazi, con Hitler animando a los prisioneros (ni hace falta poner la tira, porque salió en todos lados).

Hasta acá lo que pasó objetivamente. Obvio que muchísima gente se sintió ofendida y se hizo expresar. Ahora bien, además de correr y escribir en un blog, tengo un pequeñito emprendimiento editorial, y da la casualidad de que edité no uno, sino dos libros de Gustavo Sala. Además de una relación autor-editor, lo considero un amigo. He almorzado con él, hemos tomado café, y me ha hecho dibujos para mi cumpleaños. Siempre, como dije, jugando con los límites. Quienes lo conocemos desde hace años, no nos escandalizamos por lo que hace. Probablemente esté constantemente buscando superarse.

Vi esta polémica tira de casualidad, y juro con toda la honestidad del mundo que no me sorprendió ni más ni menos que las otras miles de cosas que hizo. ¿Me convierte en un insensible esto? No lo creo. Gustavo se despertó el viernes y se encontró con 300 mensajes en su muro insultándolo y acusándolo de nazi. Y aunque tenga ese humor despiadado, no hace bajada de línea con sus tiras, ni hace apología de la intolerancia. Creo que quien cambie su forma de pensar por lo que lee de una historieta en un suplemento de música, está en graves problemas.

El tema está en cuáles son los límites del humor. Y para muchos abarca ciertos temas, y otros no. Para mí, que David Guetta esté tocando en un campo de concentración de 1942 automáticamente me hace pensar que eso que estoy leyendo no es verosímil, y me lo tomo como tal. Una ficción. Quienes acusaron a Gustavo de anti-semita y nazi, bien podrían decir que la serie Dexter hace apología de los asesinos seriales, o que Quentin Tarantino está a favor de los asesinos a sueldo.

Gustavo es mi amigo, un tipo sensible y sencillo, al que las cosas no le resbalan. Realmente lo vi muy afectado por todo esto. Pero lamentablemente muchísima gente, independientemente de su religión, compró la versión de que estaban ante un admirador de Hitler y empezaron a insultarlo, a compartir fotos de él para “reconocerlo” por la calle y poder “cagarlo a trompadas”, le juraron que iban a hacer todo lo posible por hacerlo echar. Y también tuvo amenazas de muerte. Casi toda la gente lo conoció a Gustavo por esta tira, y desconocían (y seguro aún lo hacen) que su editor, Mariano Blejman, es judío. Y que la editorial De La Flor, que recopila Bife Angosto en libros, está dirigida por Daniel Divinsky, también de la misma religión (ya lleva dos volúmenes). ¿Realmente creen que contratarían a un anti-semita y le darían trabajo durante tantos años?

Los límites del humor son diferentes para cada persona. Ni siquiera miembros de una misma colectividad van a estar 100% de acuerdo con los temas sobre los que se puede hacer un chiste. Yo le prometí defenderlo a Gustavo, y estoy convencido de que no hace falta enemistarse con una comunidad para hacerlo. Uno es quien le pone las connotaciones a las cosas. Es realmente doloroso ver que la respuesta a una tira que se asocia con el odio y la intolerancia (aunque no haya sido la intención del autor) sea odio e intolerancia.

Gustavo pidió disculpas, el diario también. Yo, ya que estamos,  me disculpo por salirme de la temática del blog. A veces hay amigos que se meten en problemas sin quererlo, y estas cosas, también andan dando vueltas en la cabeza de un corredor.

Publicado el 25 enero, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. Sala se desubico completamente, lo que paso no fue un chiste.
    La verdad que no comprendo como podes defender a una “persona” que cree que hay algo de gracioso en estos hechos tan lamentables que sucedieron.
    Se trata de un tema que se debe manejar con mucho respeto.
    En mi opinion Gustavo Sala tiene, si se puede decir asi, algunos jugadores menos en la cabeza.

    • 1. No defiendo a una “persona”, defiendo a un amigo.
      2. No encontró nada gracioso en el Holocausto, el chiste era sobre Guetta, llevado al extremo. El humor, como base, no tiene respeto.
      3. No entiendo por qué en el post de la pizza diste tu nombre y acá firmaste como anónimo…

      • 1. Ok, no es una persona. La verdad que no comprendo como podes defender a un amigo que cree que hay algo de gracioso en estos hechos tan lamentables que sucedieron.
        2. El chiste hablaba sobre como se hacia jabón con personas, ahí no hay lugar para ningún chiste.
        3. Me gusta ser Anonimo en internet, es una de sus virtudes.

        • 1. Muy fácil. Es mi amigo, lo conozco, sé que porque haga chistes sobre un tema no quiere decir que piense así. Por eso lo defiendo, porque lo acusan de anti-semita y pro-nazi, y no es cierto.
          2. El chiste dice lo que uno quiere leer. La intención de Sala fue burlarse de Guetta, el recurso fue demasiado extremo.
          3. Tampoco entiendo por qué ahora te cambiaste el nombre, pero bueno, estás en todo tu derecho.

  2. Gustavo Sala es un excelente humorista gráfico. La gente está muy susceptible y salta al cuello de cualquiera por cualquier pelotudez, es así. Y evidentemente no entienden lo que es el humor que hace, llevando a la reflexión desde lo chocante, pero sin bajada de línea.

    • Ese es el tema, no quiso hacer una declaración política ni social, solo tirarle palos a Guetta, que de última es lo que se espera de él en una tira sobre música. Es comprensible que haya gente que se ofenda y ante eso no hay punto de discusión; el tema es que no tiene sentido demonizarlo…

  3. La gente repite lo que los medios dicen. Los medios lo atacaron, la gente ataca. Para Martín: quizá conozcas lo que linkeo, pero por las dudas lo dejo, está interesantísimo (los comentarios también)
    http://sobrehistorieta.wordpress.com/2012/01/20/gustavo-sala-y-la-tira-de-la-polemica/

  4. Hola, vaya, ahora si se armo la polémica. Ya leí la tira y pues sinceramente no se me hizo antisemita o similar. Pero como bien dices cada quien lo lee como quiere leerlo. Aquí en México crearon un personaje que al menos en internet lo critican mucho por lo vacío y canal de sus comentarios; pero quizás solo es el reflejo de la sociedad y la verdad muchas veces incomoda. Pueden buscarlo como Cindy La Regía. Pasando al deporte en donde esta la rutina para abdominales isométricos, tengo la página de vitonica

  5. Ladran Sancho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: