Semana 4: Día 26: ¿Desigualdad en la maratón?

Así como ayer le dediqué el post a la ficción, no estaría de más dedicarle el de hoy a una realidad que no debería ocurrir.

Cito a la nota de Florencia Halfon-Laksman:

El subsecretario de deportes, francisco irarrazaval dijo que “no podían esperarlos”

El gobierno porteño no pagó el premio a los ganadores ciegos de un maratón

La competencia se realizó el 9 de octubre y los vencedores en esa categoría no recibieron trofeo y les abonaron solamente la mitad de los $ 5600 prometidos. La defensora adjunta, Graciela Muñiz, hizo un pedido de informes.

La Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad, Graciela Muñiz, realizó un pedido de informes al gobierno porteño y a las empresas que el domingo 9 de octubre realizaron el Maratón Internacional de Buenos Aires, porque no les dieron trofeo a los campeones ciegos y disminuidos visuales y además les pagaron la mitad del premio prometido.
“El atletismo es mi principal fuente de ingreso y sostén de mi familia. Esta carrera promocionó premios en efectivo de 5600 pesos para el primer puesto de cada categoría. Creí que se vería compensado mi sacrificio de entrenar durante tres meses, pero algo me esperaba”, describió José Luis Urteaga, un corredor no vidente de la ciudad de Necochea, que salió primero en su categoría.
Ese “algo” al que se refirió Urteaga ocurrió tras la carrera, cuando la organización les informó a los ganadores de las categorías “no videntes b1” (ciegos) y “no videntes b2” (disminuidos visuales) que no habría podio para ellos y que la copa se las mandarían por correo.
“Ya les dimos el trofeo a los hombres, las mujeres y las sillas”, argumentó una de las chicas de la organización, refiriéndose a los ganadores de la categoría “convencional” y los de la categoría de “personas en silla de ruedas”.
Pero el problema tampoco terminó ahí. Luego se enteraron de que su premio sería repartido: en lugar de 5600 pesos, habría 2800 para el ganador de la categoría b1 y el mismo importe para el ganador de la categoría b2.
“En 2005, logramos hablar con los organizadores de estos eventos y acordamos equiparar los premios. Desde entonces, no habíamos tenido inconvenientes con esta carrera”, dijo a Tiempo Argentino la defensora adjunta porteña y precisó que cuando lo llamó al subsecretario de Deportes de la Ciudad, Francisco Irarrazaval, para que le diera explicaciones, el funcionario le dijo: “No les dimos los premios en el podio, porque no podemos esperar a que lleguen. ¡Y este bendito país es el único del mundo donde se igualan los premios!” A lo cual, Muñiz le respondió: “Gracias a Dios, en este país es así.”
Según indican sus participantes, el Maratón de la Ciudad es la prueba más importante del atletismo argentino.
Este año registró un récord de inscriptos –más de 7000– y todos, cualquiera sea su categoría, debieron pagar 125 pesos de inscripción. Los ganadores de la categoría “convencionales” fueron tres keniatas, a quienes el jefe de gobierno, Mauricio Macri, felicitó cuando bajaron del podio. El primero de ellos, Simon Kariuki Njoroge, corrió los 42 kilómetros en 2 horas, 10 minutos y 23 segundos.
José Luis Santero es disminuido visual a causa de una retinosis pigmentaria, más conocida como “ceguera nocturna”. Tiene una discapacidad progresiva que por ahora le permite ver hasta 20 metros para adelante y tiene menos de 5 grados de campo visual.
Él también salió primero en su categoría, a pesar de que una puntada lo demoró media hora más que la marca que había logrado el año pasado, cuando se ubicó en el puesto 22º de la tabla general. Esta vez llegó a la meta en 2 horas, 56 minutos y 50 segundos. En noviembre asistirá a los Juegos Parapanamericanos en Guadalajara y espera ser convocado a los Paralímpicos de 2012, en Londres.
“Esta carrera es fundamental para los que somos corredores porque la foto en el podio nos sirve para conseguir sponsors y poder continuar haciendo lo que nos gusta. Yo había firmado un precontrato con algunas empresas y no subir a recibir mi premio me trajo problemas”, explicó Santero a este diario.
“Me da vergüenza que suceda esto –dijo la defensora adjunta. Es un claro acto de discriminación. Los organizadores se manejan como si no hicieran todos el mismo esfuerzo para participar. Queremos que pidan disculpas y se comprometan a que esto no vuelva a ocurrir. Además, la constitución de la Ciudad indica que se debe velar por la igualdad de oportunidades”.

Graciela Muñiz es una defensora del pueblo que, en 2006, consiguió que se equipararan las compensaciones económicas para cualquier categoría de la carreras de la ciudad. Este es el comunicado de prensa de hace exactamente 6 años:

COMUNICADO DE PRENSA

LA MARATÓN INTERNACIONAL  IGUALO LA PREMIACIÒN

La Defensora del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires Profesora Graciela Muñiz logró que después de muchas discusiones y reuniones con los organizadores Maratón de Buenos Aires 2006 y funcionarios del Gobierno de la Ciudad que se igualaran los premios en efectivo para los discapacitados.

Desde el mes de Abril a través de una denuncia realizada por un maratonista Discapacitado donde se discriminaba cobrándoles lo  mismo por la inscripción y premiándolos en forma diferente, tal actitud fue nota de varios medios de prensa, que consideraron un acto netamente Discriminatorio. Esto llevo a realizar el envió de distintos oficios al Gobierno de la Ciudad ya que este era Sponsor de la Maratón acción que después negó; No obstante junto con otras organizaciones de ayuda y defensa de los derechos de los discapacitados la organización que es realizada por la fundación Ñandú a cargo de Carlos Saez termino por igualar los premios de los Discapacitados con el de los deportistas convencionales.

Graciela Muñiz dijo que este logro sienta un precedente para otras Maratones y/o Competencias deportivas, estableciendo el derecho de igualdad para todos.

Aunque esto sentó precedente, Muñiz siguió enfrentándose a los organizadores de eventos que le negaban los mismos premios en efectivo a los atletas con capacidades disminuídas, o a los que directamente los escondían de las cámaras.

Seguiremos investigando.

Publicado el 26 octubre, 2011 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Los que discriminan de esta u otra manera son unos chotos (… puedo decir “chotos” en el blog?)

    Una vergüenza.

  2. !Qué verguenza!!

  3. Aquí, como en muchos otros eventos de la vida, hay muchos porque… porquerías. Sldos. Juanca.

  4. Indignante, todo el mundo quiere currar hermano, hasta en los premios de algo tan puro y honesto como una maratón, seguramente los de la SUBSECRETARÍA no corrieron ni el bondi en su p…. vida, TODOS SOMOS IGUALES, QUE LO PARIÓ!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: