Semana 4: Día 22: Correr, el mejor desestresante

Alguna vez hablé con alguien sobre los malos hábitos, como fumar o comer porquerías. Cosas por las que nos obsesionamos, y a las que dejamos controlarnos. Correr, en algún punto, es otra cosa que nos obsesiona y que reemplaza a las anteriores. Pero me resulta preferible; las consecuencias son preferibles.

Llega un punto en que la rutina diaria me satura. Y solo puedo pensar en correr y en la sensación de libertad que me da. Justo en este momento el trabajo me tensiona mucho. Paso horas sentado en la computadora, los ojos secos como dos pasas de uva, la espalda arqueada, la palma derecha con callos por estar tanto tiempo usando el mouse. Los compromisos se apilan, hay que cerrar revistas en poquísimo tiempo, y complicaciones tontas terminan retrasando todas las fechas prometidas.

Por suerte aparece el running. Y durante dos o tres horas me olvido de todo. La dimensión de los problemas se reduce hasta prácticamente desaparecer. Hoy corrí 21 km. Correspondía un poco menos, pero ¿cómo dejar pasar la mañana hermosa que hizo? Estaba cansado, ya los 17 km que correspondían eran bastante agotadores. Pero con la Espartatlón en mente, me interesa sumar kilometraje. Y correr se vuelve algo tan primordial, lo más importante (o lo único importante).

El resto del día me sentí muy bien. Los compromisos me estaban esperando. Trabajar un sábado es bastante deprimente, pero habiendo empezado así la jornada, dejándose llevar, trabajando músculos y pulmones, poniéndole el cuerpo a la existencia y dejando que la cabeza se relaje.

Toda esta experiencia la comparten muchos deportistas, y me da pena que sea tan difícil de transmitir para quienes no corren. Siempre prima el “Yo no puedo correr ni el colectivo”, y se pierden el poder  desestresante de calzarse las zapatillas, un pantalón corto y una remera, y salir a recorrer las calles y dejarse llevar…

Publicado el 22 octubre, 2011 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. ¿Sabes? Hace exactamente un mes empecé a salir a correr todas las tardes. Y puedo asegurarte que es uno de los mejores método anti-estrés , relajación y …libertad. Así que , como tú dices, a veces hay que dejarse llevar…….

  2. Carla Grisolia

    Yo tampoco podía correr el colectivo… y ahora tampoco lo corro, dejo que se vaya… jaja
    Hablando en serio, jamás en mi vida pensé que iba a correr (por ahora mi máximo son carreras de 10KM) y que me iba gustar tanto!!!

Responder a Carla Grisolia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: