Semana 0: Día -10: El momento ideal para enfermarme

Como algunos sabrán, Semana 52 está medio de vacaciones. No hay actualizaciones diarias como hubo durante un año (pero habrá, a partir del 30 de septiembre). De vez en cuando pasan cosas que merecen volver al teclado. Le llaman “catarsis”.

Hay ciertos momentos en donde uno sufre alguna dolencia. Recuerdo algún dolor de garganta por una angina donde tragar saliva era un sufrimiento (y ahí notaba qué tan seguido necesita uno tragar saliva). Lo que me preguntaba era cuándo iba a llegar el momento en que no doliese más. En qué momento iba a volver a esos actos reflejos, en lugar de estar sufriendo porque empezaba a salivar. Algo así me pasó, ya metiéndonos en el terreno del entrenamiento, cuando me lastimé la rodilla (esguince de ligamento externo). Algo podía correr, no sin dolor.

Más recientemente, durante Semana 52, descubrí que uno podía lesionarse unos musculitos insignificantes en las costillas que producen un dolor similar a una fractura. Y ahí hay que parar, y para alguien que está entrenando todo el tiempo es muy frustrante tener el ánimo y la motivación, pero no el estado físico. Me guardé, hasta que pude volver. Hoy, mis costillas no duelen. Pude correr y asistir religiosamente al gimnasio.

Y llegamos al día de ayer. Me sentía perfecto. Un toro. Hice trámites, caminé, almorcé con amigos. Sin dolencias de ningún tipo, contento por tener una relativa estabilidad económica, una relación amorosa muy significativa (con anillo de compromiso y todo) y un equipo en el Gran DT (El Hindenburg del Balonpié) que sigue remándola desde el fondo de la tabla, ganando posiciones. Y de pronto, un escalosfrío. En un día caluroso. Dolor en la parte baja de la espalda. Estómago revuelto. Me empecé a sentir muy mal, casi de un momento a otro.

Me fui a mi casa en taxi, rogando no vomitar. Me distraía mensajeándome con Vicky para no pensar en devolver ese sándwich vegetariano que me comí (principal sospechoso de mi calamitoso estado). Me autointerné en mi cama, tapado y hecho una bolita, temblando y castañeando los dientes. Catalina, mi gata, aprovechó mi fiebre para apoyarse encima mío y obtener más calor. Llegó Vicky y me cuidó a base de un cóctel de drogas que ya no recuerdo. Aprovechamos para descansar, aunque le imploré que vaya a entrenar. Fue muy curioso, si hubiese sido al revés ella me hubiese obligado a que vaya a correr igual. Yo quise ser igual de noble, pero en el fondo no quería estar solo.

La fiebre fue bajando, y me llamó la atención que no tuve hambre durante todo el día (lo último que tenía en el estómago era el sándwich. Sobreviví con agua y powerade hasta la mañana siguiente. Esas largas horas de estar tirado en la cama sirvieron para volver a ver una película maravillosa que recomiendo especialmente: Run, fat boy, run (que tiene múltiples traducciones, como “Corre, gordo, corre”, “Corredor de fondo” o “Un amor a las carreras”). Es divertida, sensible, y cualquier atleta se identificaría, no sólo con el hecho de la competencia en sí, sino por encontrar los verdaderos motivos para correr.

Y bueno, agradezco que me enfermé un lunes, como para tener tiempo de recuperarme para el fin de semana. Estamos viajando con los Puma Runners el viernes a El Palmar. Aparentemente hay una carrera crosscountry, en Entre Ríos, y se organizó todo mientras yo estaba en Grecia. Así que no tengo idea de cómo es ni con qué me voy a encontrar. Pero para el domingo, ese sándwich de champignones, queso brie, lechuga y tomate (en pan de trenza) debería ser solo un recuerdo lejano…

Publicado el 20 septiembre, 2011 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. El coctel de drogas eran confites Sugus!!

    Te cuento que la carrera es en La Aurora del Palmar organizado por el grupo de Luis Migueles, se correrá a traves de las palmeras (de ahí viene “El Palmar”), playas, caminos de arena, etc. Son 20 km, no hay puestos con hidratación por ende cada uno debe llevar su hidratador y, más que importante, llevar Off!!

    Con cariño, tu “coequiper” ViQLina!!

  2. Hola Vicky / Martín: que disfruten de la carrera por el Palmar… más que los mosquitos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: