Semana 52: Día 361: Madrid, segunda posta

Ni una, ni dos, tres, cuatro o cinco. Ni siquiera seis, siete, ocho (por Canal 7). Ni nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis o diecisiete. Fueron dieciocho horas de viaje, contando las tres que estuve esperando en la escala de Santiago de Chile. Mi llegada a Madrid fue larga y muy densa. Me vi Thor, que no me había gustado pero con los auriculares tapaba al vikingo que tosía a mi lado. Después empezó una de un abogado con mucha calle que defiende a un niño rico acusado de golpear salvajemente a una mujer. Pero se me partía la cabeza de una migraña, producto de estar sin dormir y agotado, así que me dormí. Abrí un ojo y estaba Kung Fu Panda 2. Luego abrí la ventana, y afuera, en la negrura total, pequeñas manchitas de luz, desperdigadas en toda esa oscuridad, indicaban que estábamos acercándonos a Madrid.

Aterrizamos en el aeropuerto de Barajas a tiempo. La terminal es tan grande que desde el control de migraciones hasta la cinta para buscar el equipaje hay que tomar un tren (que es gratis). Mi control para el ingreso al país fue bastante desilusionante. No me preguntaron a qué iba, ni cuántos días me pensaba quedar, ni siquiera averiguaron qué cantidad de dinero llevaba. Abrieron el pasaporte, lo sellaron, y adentro, que pase el que sigue.

En Barajas me recibió Gerjo, mi coequiper madrileño, que me va a escoltar en auto por la ruta a Maratón. Cuando digo “ruta” es en sentido literal. El aprote de mi amigo es invaluable, no sólo se encarga de mi traslado, sino que me aloja en su casa de Madrid, y me está ayudando con la logística de la carrera. Como dije en otras ocasiones, estos 42 km los voy a correr solo. Él me va a compañar manejando, con el GPS (si lo hacemos funcionar de una vez) para no perder el rumbo (la ruta es de 40 km, necesitamos hacer un desvío en el medio para completar los 2195 metros restantes). Gerjo además me llevó al Decathlon, la panacea de cualquier deportista: un hipermercado del atletismo, con góndolas de trailing, running, tennis, basket, etc. Se pueden comprar desde medias hasta un kayak, pasando por carpas, bebidas energizantes, remeras estampadas (en el momento), y lo que uno pueda llegar a necesitar. Empecé a comprar algo del equipo que vamos a llevar a fin de año a La Misión, y me hice de algunos elementos que voy a necesitar en la carrera de este miércoles, como ser geles y una camiseta muy chula.

Madrid es una ciudad soñada. Está algo azorada por esta crisis que tiene desacostumbrados a todos. Uno, como latinoamericano, está habituado a los sacudones económicos, pero los españoles todavía no saben cómo van a caer parados. Así y todo, en los supermercados siguen teniendo las marcas “blancas” (las propias de la cadena) que al revés que en casa son de muchísima calidad. Así que fuimos a comprar víveres, y todo lo que voy a necesitar comer antes de la maratón. Es que llegó la hora de despedirme de las fibras, para evitar problemas intestinales mientras esté corriendo. Algo que me sorprendió muchísimo es que hay poquísimo o nada de productos con soja. Es muy común encontrar en Buenos Aires milanesas, hamburguesas, salchichas y muchas variantes de este mágico poroto que reemplaza a la carne por su aporte proteico. Pero en Madrid no es para nada habitual, así que lo poco que se ofrece es carísimo. Hago esta aclaración como para que no crean que tiro abajo mi ciudad. La extraño mucho, ese quilombo tan mío. Extraño a mi grupo de entrenamiento, a mi familia, a mi ahijado, y por sobre todo a Vicky, mi alma gemela. Para paliar esa falta la estoy llenando de regalos de Decathlon.

Ya me acostumbré al huso horario. Son la 1 de la mañana, en casa son las 8 de la noche, pero yo me siento como si me hubiesen dado una paliza, así que me voy a dormir en este instante. Mañana quedan algunos trámites por hacer en la ciudad, elongar, seguir cuidando la dieta, y el lunes al mediodía partir rumbo a la tercera posta: Atenas.

Publicado el 27 agosto, 2011 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Grosoooo!! No falta nada!! A que hora (bs as) pensás arrancar el miércoles?
    Mucha suerte!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: