Semana 13: Día 89: Los 8K de la Energizer Night Race

En el día de ayer se realizó la carrera de Energizer en la Villa Hípica de San Isidro. Como su nombre en inglés sugiere, se trata de una competencia nocturna que tiene lugar no donde corren los caballos, sino donde entrenan.

Ya desde hacía un par de semanas Germán, nuestro coach, nos estaba preparando para este día con ejercicios de velocidad. Aunque 8 km son un desafío muy alcanzable para los integrantes de nuestro grupo de running, el terreno (una arenilla suelta) ofrecía una dificultad particular que retrasaba el ritmo. Además, al ser una carrera corta, el objetivo tenía que ser correrla a nuestro paso más veloz.

Ya había participado, hacía unas semanas, de la Merrel Nocturna 2010, para la cual había usado la linterna que venía en el kit de la Energizer. Avanzada la carrera, esa lintervincha había demostrado ser un poco molesta; hacía una presión bastante tediosa en la frente. Pero la Merrel había sido una verdadera experiencia de correr en la oscuridad. La Energizer casi no tenía zonas que no estuviesen iluminadas por alguna luz de la calle. Creo que además había luna, e iluminaba un poco (fenómeno que en la Merrel no ocurrió). Pero no quita que la experiencia de correr de noche sea tan atractiva.

El cronómetro de la largada indicaba que estábamos por empezar en forma puntual, a las 21 hs. Ya me habían advertido que se anotaba mucha gente (el cupo de 5 mil participantes se llenó una semana antes de la carrera). Por eso fui con mi amiga Marian cerca de la salida, porque el apelotonamiento de corredores resta segundos valiosos. Un ávido lector de este blog, apodado Juanca, me pronosticó ayer que iba a terminarla en 34 minutos. Hasta ese momento no me había planteado mi tiempo de llegada, generalmente soy muy malo para calcular esto. Recordé que en mis última carrera de 10 km, organizada por la UP, había llegado a los 45 minutos, así que me parecía factible hacerla en 36 minutos. Marian me preguntó en cuánto creía que la iba a terminar, y le dije que me conformaba con 35 (¡o menos!).

Cuando el reloj marcó el segundo cero y arrancamos, volví a comprobar por qué me irritan las largadas tumultosas: empecé a sentir atrás mío varios dedos dándome golpecitos en la espalda. Los que viajan en tren, en horas pico, han experimentado esta costumbre tan horrorosa. ¿Qué buscan estas personas? ¿Creen que nos tienen que dar esos empujoncitos para acelerar nuestro paso? ¿Acaso no ven que hay treinta personas delante nuestro que no nos dejan avanzar más rápido? Soy un ejemplo de ansiedad, pero esta costumbre no la puedo entender…

Arranqué buscando huecos entre la gente. Aunque pasamos por abajo del arco de la largada a los 5 segundos, tenía muchos corredores amontonados que esquivar. Mi plan era aplicar lo que aprendí en la Merrel y en la carrera de la UP: empezar arriba, tratando de despegarme del embudo que suele ser la largada, y mantener un paso lo más rápido posible. A partir de la mitad de la carrera, el objetivo era mantener el ritmo, para hacer un sprint cerca de la llegada.

Creo que tuvimos mucha suerte de que el sábado haya llovido muy poco. Los primeros metros eran de pasto, pero el terreno era duro y muy poceado (probablemente por el paso de los caballos). Avancé apretando todo el tiempo. Podía ver las lucecitas de los que iban haciendo punta, no muy lejos de mí (obviamente, con el devenir de los kilómetros, esos monstruos se fueron alejando). Yo sabía que en la mitad estaba el puesto de hidratación, y que a partir de ahí era terminar lo que quedaba. Poco después de pasar por el cartel de los 2 km, nos desviamos a una parte de cemento, para luego retomar por un camino de tierra. Las diferencias en el terreno era muy interesantes: podías notar cómo el mismo pasos en distintos suelos te daba un ritmo diferente. Las piernas me empezaron a quemar un poco y aparecieron los dolores abdominales por no estar respirando bien. No quise aflojar, y me concentré en respirar mejor hasta que se me pasó. La lintervincha me molestaba, y había bastante luz, así que me la saqué y la llevé el resto de la carrera en la mano. Si me hacía falta, la prendía unos segundos para iluminar el suelo.

En el puesto de hidratación me eché agua en la nuca y en la cabeza, para levantar cuerpo y mente. Tomé unos pocos sorbos de Gatorade, un verdadero desafío si uno no quiere frenar (lo que termina pasando es que se te vuelca en toda la cara). Atrás mío escuchaba cómo un corredor tosía por tomar mucha agua mientras corría (se corre el riesgo de atragantarte).

La parte más larga (posiblemente a nivel mental) es en una arenilla semi blanda. Uno no lo nota enseguida, pero correr sobre esa superficie quema un poco más las piernas que tierra o pasto. Los últimos 2 km fueron realmente eternos. Pasamos por al lado de la llegada (todavía teníamos que dar la vuelta para retomar), y resultó muy duro ver la meta y tener que alejarte de ella. Intenté mantener el ritmo (el cual sospecho que era algo más lento que en la largada), y escuché por los altoparlantes cómo llegaba el ganador, a los 26 minutos 15 segundos. Me resulta admirable que exista gente con ese nivel.

A unos 500 metros de llegar, sentía que mi cabeza me decía “Flaco, esto es lo máximo que das, no se te ocurra hacer un sprint”. Pero hay algo mágico en tener la meta al alcance de la vista. Intenté mantener ese ritmo que parecía ser el 100%, y cuando estuve a 200 metros, todavía pude acelerar. Dí zancadas más largas, empecé a balancear los brazos más rápido, y ahí estaba, ese sprint que mi cerebro decía que era imposible. Crucé la meta con un tiempo final de 33 minutos 59 segundos.

Al llegar me dieron agua, una barrita de cereal, y la versión Night de Gatorade, cuyo gusto creo que es de cerez,a o algo así. No me gustó, me resultó bastante empalagoso, pero uno agradece tener hidratación y alimento para reponer energía después de un ejercicio extenuante. Me puse a elongar gemelos, isquitibiales y cuádriceps, mientras Iván Noble cantaba de fondo, en vivo.

La Energizer fue un desafío muy interesante, que me dejó muy contento. Creo que cada uno hace su propia carrera con su estrategia particular. Muchos empezarán más lento de lo que desearían y en la mitad levantarán. A mi me funciona empezar fuerte y lidiar después con las consecuencias. No lo intentaría en una maratón, pero si tengo la resistencia para correr durante 4 horas, sé que en carreras mucho más cortas puedo jugar con la velocidad. Por ahora todo es prueba y error… que se transforma en experiencia.

Publicado el 28 noviembre, 2010 en Carrera y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. He leido tu comentario Martín, muy interesante la experiencia ! Lo mío fue solamente un pálpito, la verdad desconozco porque no tenía ni idea sobre la superficie de la carrera. Feliciaciones de nuevo. Uno termina ancho eh ?!!!! Ancho de endomorfinas o que se yo pero vamos es una forma de vivir más que interesante. Acumulamos viento y somos infinitamente más ricos que los que aumulan dinero. Un abrazo y te sigo leyendo. Juanca.

  2. GENIAL ! Martin FELICITACIONES por tu tiempo. . . yo llegue tarde a la inscripcion de Energizer asi que ayer corri mi primera carrera y de 10K, La Maraton Fleni.

  3. Me senti GENIAL, la realidad es que estaba para correr 5K, pero no quería que terminara el año sin participar en una carrera, así que me anime y me anote con la idea de solo correr 5K, pero estando ahí no quise abandonar y aunque termine con un tiempo horrible, FELIZ porque participe y termine.

    • ¡Qué bueno! ¡¡¡Felicitaciones!!! El tiempo lo irás mejorando, pero el objetivo primero es terminar, ¡¡¡y lo lograste!!! ¿Viste? Uno se pone sus propias limitaciones, y estando ahí, en medio de la carrera, te das cuenta de que si la cabeza acompaña, das mucho más de lo que suponías.

  4. Que lindo relato de la carrera!
    me encantó acompañarte aunque sea en la largada, porque 5 segundos despues ya te habia perdido de vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: