Semana 3: Día 15: Abdominales

Si las 52 semanas de entrenamiento fuesen una maratón de 4 horas, actualmente estaría en los primeros 9 minutos. Parece poco porque la meta está todavía lejos, pero a esta altura de la carrera estaríamos entrando en calor y encontrando nuestro ritmo.

Han sido dos semanas en las que hice todo lo que me recomendó mi entrenador y la nutricionista. Si tenía que correr 13 km, no corría un kilómetro más ni uno menos. Ocho cucharadas soperas de arroz cocido era eso, y la comida ya no se cocinaba con aceite, sino con Fritolim. Y aunque todavía estoy en un período de adaptación, siento que progreso: estoy entrenando muchísimo más que antes, y mi cuerpo me lo recuerda con un constante dolor en los gemelos, que desaparece cuando corro. Entiendo que estamos tanteando los límites de mi capacidad física, y entrenar más de que lo que estoy haciendo significaría exponerme a lesiones.

Como parte del entrenamiento, estoy haciendo unas 500 abdominales, cuatro o cinco veces por semana. Mi hermano Matías me prestó un banco (al que le llamo la tabla de torturas), muy similar a este:

Cuando empecé a hacer mi rutina de 500 abdominales diarias (hacia el día 3) hice mi primera serie de 50 en el banco. Descansé un minuto, e hice la segunda serie. El abdomen me quemaba, así que decidí dejar de lado esa locura e ir al suelo a hacer unas clásicas “bicicleta”. Para subsiguientes entrenamientos el banco se quedó juntando polvo en un rincón, hasta que le di otra oportunidad: 50 abdominables al principio, 400 cruzados en el suelo, y nuevamente 50 en el banco para cerrar.

Y no eran sólo abdominales. También flexiones de brazos, unas 60. Las últimas 15 siempre son las más lastimosas, con los brazos temblando, la nuca tensionada y los dientes apretados. Este es, lejos, el ejercicio que más me cuesta y el que nunca quisiera hacer frente a otro ser humano.

Así pasé dos semanas, entre running y abdominables con flexiones. No vi muchos cambios hasta anoche, cuando hice mis 60 flexiones, y sólo la última calificaría de lastimosa. Luego acomodé el banco e hice 75 abdominales. Fui al suelo, hice 350 cruzadas, y volví al banco a coronar la noche con otras 75. Ese momento en el que notás que superaste tu límite, aunque sea por un pequeño margen, es invaluable. Se empiezan a asomar resultados parciales de la perseverancia.

Después de esta sesión de abdominales y flexiones, me saqué las fotos de la quincena, bastante convencido de que todavía era muy pronto y que no iba a ver diferencias con las del primer día. Y me sorprendió ver que notaba un sutil cambio en la región abdominal. No quise tener un resultado engañoso, así que me saqué esa foto tres veces, asegurándome de que no estaba justo metiendo panza, o que la toma era del mismo ángulo. Quizá sea parte de mi febril y ansiosa imaginación. Pero si en 2 semanas se ven los primeros cambios, ¿qué va a pasar dentro de 50?

Ahí están las fotos para mi humillación, y su comparación. Juzguen ustedes mismos.

Publicado el 15 septiembre, 2010 en Entrenamiento y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Tenés razón, man!!!
    Se nota!
    La región abdominal es la más notoria, pero en los pectorales hay más definición.
    Te felicito!
    Me pone RE contento (sé que a vos más)
    Seguí así!

    “A darle átomos!”

  2. pelado Fantastico

    La luz amarilla que acompaña la sesión fotográfica, a mi entender pueden ser dos cosas.

    La primera: Es la luz del amanecer que a modo metafórico, ilumina el nacimiento de un gran deportista.

    La segunda: La luz del baño.

    Vamos Martín!!!! Éxitos.

    No con tu dedicación y mucho menos tu empeño, pero estoy en un proceso de recuperación física basado en cinta y abdominales too.

  3. Sin comentarios …. esta semana solo disfruto del gran dt !!!!! ajajajjaja
    Pero vas bien !!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: